Lubina al Horno

Las mejores recetas para hacer Lubina al Horno

La lubina al horno es una una forma de preparar este pescado de forma muy saludable y sabrosa, además de ser una preparación sencilla de hacer para disfrutar de este pescado blanco tan rico y nutritivo.

En esta web especializada encontrarás las recetas más variadas para hacer este plato, desde las recetas más tradicionales y conocidas hasta las más originales y desconocidas, para que tengas una amplia variedad donde elegir cual preparar. Como siempre, comenzaremos por una variación sencilla y luego mostraremos recetas más evolucionadas.

Os animamos a probar nuestras recetas, todas están detalladas paso a paso para que os salgan perfectas y sean todo un éxito cuando te decidas a prepararlas para tus comensales. Atrévete con este pescado!!!

Receta Lubina al Horno

Actualización: 09/09/2019
  • Estrella Completa
  • Estrella Completa
  • Estrella Completa
  • Estrella Completa
  • Estrella Media
  • 4.1/5
  • 187 votos

Te enseñamos a preparar paso a paso una sencilla lubina al horno, una de las mejores formas de preparar este sabroso y nutritivo pescado. Verás que no es una receta complicada de preparar. Aunque la pimienta molida es opcional, conviene añadirla, aunque si prefieres que la lubina esté más suave puedes añadirlo en muy poca cantidad.

- Una lubina grande
- 100 ml de caldo de pescado
- Un limón
- Pimienta negra molida(opcional)
- Sal
- Aceite de oliva virgen


Preparación de Lubina al Horno:

Te detallamos paso a paso como cocinar una riquísima lubina al horno, una receta que resulta fácil de preparar y muy sabrosa, que además podemos preparar con alguna guarnición para completar un almuerzo o cena muy completo y nutritivo, ya sea una guarnición hecha en el horno o bien alguna ensalada, por ejemplo. La lubina es uno de los pescados blancos con más sabor y con mejores nutrientes, que además tenemos todo el año en las pescaderías. Preparar la lubina al horno es una opción ideal, ya que así mantiene todo su sabor y sus propiedades.

Esta receta la hacemos para un comensal, así que tenlo en cuenta por si tienes más invitados a la mesa, ya que entonces tendrás que utilizar más cantidad de ingredientes. Normalmente con una lubina puedes servir a un comensal, sobre todo si vas a añadir alguna guarnición al plato, como unas patatas al horno. Pídele a tus pescadero que te prepare el pescado que vayas a necesitar, para que así te las de sin escamas, sin tripas y sin cabeza, según prefieras hornearla con o sin cabeza. De esta forma las llevamos bien limpias, y nos evitamos hacerlo en casa.

A la hora de comenzar la preparación de la receta, lavamos las lubinas con agua bajo el grifo, para quitarles los restos que tuvieran, y de paso comprobamos que no quedan escamas, si fuera así las raspamos bien. Después de lavar el pescado lo dejamos escurrir del todo. Aprovechamos y precalentamos nuestro horno a 180ºC, para que mientras acabamos la preparación vaya tomando la temperatura que nos interesa para después hornear la lubina una vez la hayamos preparado.

Una vez esté bien escurrida vamos a salpimentarla al gusto por todos lados, tanto por fuera como por dentro. En una bandeja metálica del horno colocamos la lubina o lubinas que vayamos a preparar, engrasando antes la bandeja con un chorreón de aceite de oliva virgen y colocando uno o dos limones cortados en rodajas debajo del pescado, para que le de sabor, o bien si lo prefieres puedes echarle su jugo por encima. Y finalmente agregamos el caldo de pescado en la bandeja, para que al evaporarse vaya aportando sabor a la lubina.

Una vez que tengamos el horno a 180ºC, metemos la bandeja con el pescado y hornearemos sobre un cuarto de hora, dándole la vuelta al pescado a la mitad de ese tiempo. La lubina debe quedar bien hecha por fuera, pero con cuidado de no hornearla demasiado tiempo y que quede muy reseca por dentro, ya que queda mejor si la dejamos jugosa. Una vez veamos que queda en su punto, vamos a servirla sin dejar que se enfríe, para disfrutar de todo su sabor y la agradable textura de esta riquísima lubina al horno.

Raciones / Unidades: 4
Tiempo Aproximado de Preparación: 45M
Calorías Aproximadas: 100

Vota la receta


Más recetas de Lubina al Horno


Lubina al horno abierta a la espalda

Ingredientes:

- 1 lubina
- 1 tomate
- 1 cebolla
- 2 patatas
- 50 ml de vino blanco
- 1 vaso (200 ml) de caldo de pescado
- 1 hoja de laurel
- Aceite
- sal
- Pimienta

Vamos a preparar nuestra excelente lubina al horno abierta a la espalda en sólo unos pasos. Una lubina de calidad, unos ingredientes básicos y nuestro horno de siempre serán suficientes Leer Receta...

Lubina al Horno con Champiñones

Ingredientes:

- Una lubina fresca
- Una cebolla grande
- 200 gramos de champiñones frescos
- 150 ml de vino blanco
- Pimienta negra molida
- Sal
- Aceite de oliva virgen

Otra de las formas más interesantes de preparar la lubina al horno es acompañarla de una buena guarnición como en este caso, en el que vamos a detallaros como hacer una lubina al horno con champiñones, que seguro os encanta. Leer Receta...

Lubina al Horno con Vino Blanco

Ingredientes:

- Una buena lubina
- Una cebolla grande
- Un par de vasos de vino blanco
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva virgen

En esta ocasión vamos a mostraros como preparar una lubina al horno con vino blanco. Es una receta sencilla de preparar pero que resulta muy sabrosa, gracias a que el toque del vino blanco queda perfecto con la lubina. Leer Receta...

Lubina al Horno al Limón

Ingredientes:

- Una lubina
- Dos patatas medianas
- Dos limones
- Pimienta negra molida
- Sal
- Aceite de oliva virgen

Si quieres cocinar lubina y quieres hacerlo de forma rápida y sabrosa, aquí te detallamos como hacer paso a paso una rica lubina al horno al limón, que resulta ideal para para almorzar o cenar. Leer Receta...

Lubina al Horno en Papillote

Ingredientes:

- Una lubina
- Una patata
- Un calabacín
- Un par de cebolletas
- Un pimiento verde
- Medio pimiento rojo
- Pimienta negra molida
- Sal
- Aceite de oliva virgen

Disfruta de una riquísima lubina al horno en papillote preparándola con esta receta que te ofrecemos detallada paso a paso. Si nunca has preparado así la lubina, verás que es una forma muy rica y sencilla de hacer. Leer Receta...

Lubina al Horno con Gambas

Ingredientes:

- Una buena lubina
- 150 gramos de gambas peladas
- 3 o 4 dientes de ajo
- Sal
- Aceite de oliva virgen

Una de las mejores y más sabrosas recetas que os ofrecemos es sin duda esta con la que preparar una lubina al horno con gambas, una combinación de sabores que encantará a tus invitados. Leer Receta...

Lubina al Horno a la Sal

Ingredientes:

- Una lubina grande
- Sal gruesa para hornear, el doble del peso de la lubina

Si quieres aprender a preparar una rica lubina al horno a la sal aprovecha la ocasión y sigue los pasos que te indicamos en esta completa receta. Verás que de forma sencilla podrás hacer esta rica preparación. Leer Receta...

Lubina al Horno con Verduras

Ingredientes:

- Una lubina fresca
- Una patata grande
- Una cebolla
- Un pimiento verde
- Medio pimiento rojo
- Un calabacín
- 2 o 3 dientes de ajo
- 150 ml de vino blanco
- 150 ml de caldo de pescado
- 50 ml de agua
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva virgen

Ahora os traemos otra de las mejores y más completas recetas para cocinar una lubina, ya que con esta receta podrás hacer una lubina al horno con verduras muy sabrosa y de forma sencilla si sigues nuestras indicaciones. Leer Receta...

Lubina al Horno con Patatas

Ingredientes:

- Dos lubinas frescas
- Dos patatas grandes
- Una cebolla grande
- Un par de dientes de ajo
- 250 ml de caldo de pescado
- 50 ml de agua
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva virgen

Esta receta de lubina al horno con patatas es una de las mejores que te ofrecemos para cocinar este riquísimo pescado, además de ser una de las más cocinadas, porque resulta sencilla y completa al mismo tiempo. Leer Receta...
Propiedades de la lubina
La lubina, al ser un alimento rico en fósforo, ayuda a mantener nuestros huesos y dientes sanos así como una piel equilibrada ya que ayuda a mantener su PH natural.

Por su alto contenido en fósforo este pescado ayuda a tener una mayor resistencia física. Este mineral, contribuye también a mejorar las funciones biológicas del cerebro.

El fósforo está presente en los huesos y dientes. También interviene en el sistema nervioso y en la actividad muscular, y participa en procesos de obtención de energía. El magnesio se relaciona con el funcionamiento del intestino, los nervios y los músculos, además de formar parte de huesos y dientes. También mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El hierro es necesario para la generación de hemoglobina, proteína que transporta el oxígeno desde los pulmones a todas las células, y su aporte adecuado previene la anemia ferropénica.
El pescado blanco
El pescado blanco o pescado magro se consideran todos aquellos tipos de pescado que tienen un valor bajo de grasas, no superan el 2% del peso del mismo, siendo la diferencia básica de estos con los que pertenecen al grupo de pescado azul.

Aportan al organismo muchos beneficios y ayudan a llevar una dieta equilibrada. Tienen una gran cantidad de proteínas de buena calidad, un bajo aporte calórico y además tienen vitaminas del grupo B y minerales tan importantes como Hierro, Calcio, Fósforo, Cobre y Yodo.

El pescado blanco además, es perfecto para muchos tipos de recetas, ya que son ideales para prepararlos a la plancha o al horno, que son dos de las formas más saludables de cocinar los alimentos. A esto hay que añadir que son un alimento de fácil digestión, lo que los hace aún más adecuados para un consumo habitual.

Los pescado blancos más conocidos y consumidos son: bacalao, dorada, lubina, merluza, rape y rodaballo, entro otros muchos.
Valores nutricionales de la lubina
Los principales valores nutricionales de la lubina son:

· Calorías: 100 kcal.
· Grasas: 2,40 g.
· Colesterol: 0,80 mg.
· Sodio: 0,70 mg.
· Carbohidratos: 0 g.
· Fibra: 0 g.
· Azúcares: 0 g.
· Proteínas: 19,30 g.
· Hierro: 2,30 mg.
· Calcio: 130 mg.
· Vitamina A: 0 ug.
· Vitamina B3: 3,70 mg.
· Vitamina B12: 5 ug.
· Vitamina C: 0 mg.
Como limpiar una lubina
Aunque la lubina suele venir ya sin las entrañas desde la pescadería, siempre que se pueda se deben realizar ciertas operaciones para mejorar la limpieza de la lubina antes de meterla en el horno. Si no, los sabores pueden quedar afectados y no percibir correctamente el fantástico sabor de una lubina al horno.

Cuando pedimos en la pescadería una llubina limpia, normalmente eliminarán toda la parte interior, pero no la va a abrir en filetes (si se lo pedimos sí puede que nos hagan dicha operación).

Lo dicho, si no la hemos pedido abierta en filete, lo que tendremos será una lubina simplemente sin las entrañas. Así que lo primero que tenemos que hacer es observar dentro del pescado, cerca de la espina central, donde siempre tiene una pequeña telilla y un poco de sangre que hay que retirar. La sangre del pescado es desagradable al paladar pues es amarga y va a condicionar el sabor de la lubina

Ahora procedemos a quitarle la espina central, y para ello metemos un cuchillo y vamos cortando en los alrededores de las espina, por arriba y por abajo, hasta que se vaya despegando. Así, hasta la cola.Al final vamos abriendo y vamos sacando el filete. Lo tenemos que hacer por los dos lados y nos saldrán 2 filetes con la espina central entre los dos.

Ahora con unas tijeras vamos separando la espina de la carne y retiramos la espina completa

Para separar la cabeza, usamos un cuchillo que separa la cabeza en dos partes, la abrimos y ya tenemos la lubina preparada. Si queremos, aunque esto es opcional, podemos cortar la cabeza completa, según gusto.

Y la lubina ya está preparada para realizar cualquier receta de lubina al horno.

Como saber si la lubina está fresca
Cuando vamos a comprar una lubina fresca es esencial que no nos den gato por liebre, ya que el precio de un pescado fresco suele ser alto y no queremos equivocarnos en la elección. Veamos algunas pistas que nos ayudarán a comprobar que una lubina es fresca o no.

Con el sentido de la vista:

Primero debemos comprobar visualmente el estado de la lubina. Debe tener brillo si está fresco, cuando el pescado empieza a descomponerse pierde ese brillo natural que nos entra por el ojo cuando vemos un pez recién pescado.

También debemos fijarnos en los ojos. Los ojos de una lubina deben tener un aspecto también brillante. Hay muchos factores que van a hacer que el ojo deje de brillar, pero si lo queremos fresco, nos tenemos que fijar en el brillo de los ojos. Así que para nuestra receta de lubina al horno, elegiremos una lubina con brillo en los ojos.

Si tiene sangre, el color debe ser rojizo muy vivo, si vemos un rojo apagado puede querer decir que no es del todo fresca nuestra lubina

Ahora también nos fijamos en las agallas, que al igual que en el caso anterior, si la separamos un poco debe presentar un rojo vívido para que nos ofrezca confianza de frescura.

Con el sentido del olfato:

Primero debemos comprobar el olor de la lubina. La lubina no debe oler si está fresca. Un pescado empieza a oler cuando se empieza a descomponer. Por tanto, si la lubina está fresca no debe dar mal olor. Por tanto, comprobar el olor del pescado.

Con el sentido del tacto:

Una lubina recién pescada puede presentar también un aspecto interesante, es decir, una rigidez de la pieza. Esto puede ser una señal de pescado recién pescado.

Con estas pistas tenemos más probabilidades de seleccionar una buena pieza para nuestra receta casera de lubina al horno.